jueves, diciembre 09, 2010

La Primera Ciberguerra Mundial



Un chaval de 20 años algo huraño, con problemas emocionales y de adaptación llamado Bradley Manning, un tipo algo friki que siempre está con el ordenador, harto de distribuir pizzas, se apunta en el ejército. Estamos en Abril de 2007. Se convierte en analista informático de inteligencia. El ejército te da unos estudios, viajas gratis, y todo eso. En medio de esto, lo mandan a Irak, a la maldita guerra. No es un chico muy sociable, que digamos, y después de ser testigo de aquello, ya no lo será jamás. 

El caso es que el gobierno americano, tras el ataque del 11-S, estaba obsesionado con la coordinación de las cientos de agencias federales que supuestamente debían garantizar la seguridad en EEUU. Lo que hicieron para evitar otra pifiada como aquella, fue crear una internet paralela llamanda SIPRNET. La red parecía segura, pero tenía un problema: “solo” accedían a ella unos 3 millones de personas autorizadas. Mientras se encontraba en Irak, Manning, que tenía acceso a los mensajes menos secretos de la red, siguió en contacto con hackers que conocía de sus tiempos en los EEUU, y comenzó a leer cientos de mensajes catalogados de secretos. Accedió también a despachos de militares que informaban sobre el campo de batalla en Irak y Afganistán. Obtuvo una copia de un video de un helicóptero Apache que asesinó unas 26 personas incluidos varios periodistas de Reuters. Se puso en contacto con un famoso hacker Adrian Lamo, y le contó por chat en internet que había obtenido toda esa información copiándola en su lápiz USB con música de Lady Gaga, y la había enviado a Wikileaks. Adrian Lamo informó a las autoridades. Ahora está en la cárcel y le pueden caer 52 años. 

Julian Assange envió en primer lugar a la prensa el video del Apache, que tuvo un tremendo impacto a nivel mundial. Luego colgó en internet los cientos de miles de documentos de la guerra de Irak y Afganistán, y el impacto fue tremendo pero mucho menor. Aprendió la lección. Se reunió con tres diarios de prestigio europeos: The Guardian, El País, Spiegel. Acordó que les iría distribuyendo el material a ellos. The Guardian luego, le pasó los documentos a The New York Times, y Assange accedió a regañadientes, porque odia a New York Times al censurar parte de los documentos anteriores, y al denigrar a Brad Manning diciendo que era gay, y otras cosas peores, lo que enfureció a Assange. Pero también hay que entender que New York Times está sujeto a las leyes americanas, y se enfrentan a peleas legales que pueden arruinar a la compañía. No es como en Europa. Es más arriesgado, y tienen que ir con pies de plomo. ¿Les suena la Patriot Act?

El caso es que le goteo de documentos espectaculares comienza a salir a la luz día a día de forma coordinada. En Washington los teléfonos echan humo. La humillación es universal. Terrible. Resulta que los amos de internet han sido puestos en ridículo por un Quijote pirado. Los amos, los que tienen la tecnología, los que saben el historial de clicks que usted hace en Internet a lo largo de su vida, los que pueden pedir vía Patriot Act a Facebook, Google, Gmail, Mastercard, Visa, Amazon, Ebay, bancos, etc, etc, toooodos sus datos personales, cientos de páginas, donde se verán sus gustos, amigos, insultos y halagos, libros que le gustan, donde trabaja, su patrimonio, sus amistades, todo, absolutamente todo, resulta que ellos, han sido engañados por un David que maneja una honda encriptada y le ha clavado una piedra en la cabeza en forma de lápiz de USB o de Mp3, o de lo que sea...

Las reglas han cambiado. No solo se nos puede espiar a los de abajo. También los de abajo, pueden sacar información sensible de manera muy sencilla, y dejar en cueros a cualquier megacorporación o gobierno, y esparcirlo por internet. 

Todo esto da que pensar. EEUU no queda tan mal parada en los cables, pero ha hecho el ridículo. Wikileaks les ha hecho un favor. Si Bradley Manning fue capaz de entrar en esa red, que decir de los ex-KGB, o de los israelíes, etc. Por otro lado, toda esa milonga de los programas en “la nube de internet”, de dejar nuestra información personal en manos de Facebook u otras empresas, es un engaño. No es bueno ceder el control de nuestra información. Es peligroso. Y hay que acabar con ICANN, la empresa privada americana que otorga los dominios. Los dominios y el control de la Red tienen que estar controlados por un organismo internacional no privado. Es la única manera de que no se prostituya del todo la neutralidad de la Red. 

Por último, está esa gran mentira de “la libertad de mercado”. EEUU ha presionado a Mastercard, VISA, Ebay/PayPal, EveryDNS.net, la Swiss Post Office Bank, y todos han callado y cedido al poder del gobierno USA, cerrándole el acceso a Wikileaks a sus fuentes de financiación e intentando expulsarla de la red. Dicen que Wikileaks hace actividades ilegales, mientras aceptan donaciones a partidos racistas, pagos a pederastas, etc. Que hipocresía más grande. Este ataque a la independencia de Internet lo cambia todo. El publico está muy cabreado. Se han creado cientos y cientos de “servidores de espejo” de Wikileaks. Ahora hay más servidores que nunca. Además, miles de hackers han bombardeado desde millones de ordenadores las páginas enemigas de Wikileaks. Han tumbado la cuenta de Mastercard y VISA de Sarah Pahlin, las páginas de VISA y Mastercard justo antes de la temporada de vacaciones de Navidad, la página de Pay Pal.  

La acusación de asalto sexual ha sido vergonzosa. Se retiraron los cargos en Agosto de este año, y justo cuando el asunto Wikileaks se transformó en algo político, se reabrió el caso. Una de las acusadoras, trabajó en Cuba ayudando a una organización anticastrista con claros vínculos con la CIA. La longa manus de Washington se ve en este asunto, y ha hecho que esto no haga más que comenzar. El senador Lieberman de Conneticut, ha incluso amenazado al New York Times con graves consecuencias legales y económicas, por publicar los datos. No lo pillan. ¿Que más da que lo publique el New York Times si se puede acceder por la red?

En China tiemblan, porque esto hará que el número de filtraciones se dispare. Hay mucha gente harta de tanta mentira. Todo se ha vuelto más secreto, pero más vulnerable a la vez. Estamos en una nueva era. 


[Diario Informacion 11/12/2010]

Mas información:



Etiquetas: , ,

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging