sábado, abril 18, 2009

¿Es machista la nueva Ley del aborto?

¿Merezco la Pena de Muerte?
Mi "crimen" fue ser concebida por violación
Así, la próxima vez cuando oigas a personas hablar de "excepciones"
para abortar en caso de violación, acuérdate de mi.
Me llamo Rebeca.
Yo soy la excepción.
© 2003. Feminists for Life of America

Como es sabido dicho anteproyecto de ley contempla principalmente cinco supuestos: a) aborto libre a petición de la madre hasta la catorce semana del embarazo; b) posibilidad de terminar con la vida del nasciturus hasta la semana 22, si este padece malformaciones graves; c) también en cualquier momento si hay probabilidad de que exista alguna circunstancia incompatible con su vida y; e) igualmente cuando pueda haber un grave peligro para la vida de la mujer.

Me refiero concretamente al carácter marcadamente machista que este proyecto de ley tiene, pues, a mi juicio, y sin duda también al de otros muchos, la actual ley va a propiciar la utilización sexual de la mujer, especialmente de la mujer culturalmente más débil, favoreciendo la actividad sexual del varón, que ante la posibilidad de que su pareja pueda acceder fácilmente al aborto, va a tener la seguridad que necesitaba para que su actividad sexual no se vea constreñida, al reducirse el temor de que ese acto sexual pudiera terminar en un embarazo.

Este grave desequilibrio, en cuanto al acto sexual se refiere, no será tan manifiesto cuando se trate de mujeres de cultura elevada, que indudablemente pueden hacer prevalecer su deseo de tener o no aquella relación sexual; pero cuando se trate de mujeres con un nivel cultural más bajo, ese control sobre el acto sexual vendrá prácticamente determinado por el varón. Es decir, será el hombre el agente activo de esa relación, participando la mujer en ella más pasivamente.

Me refiero concretamente al carácter marcadamente machista que este proyecto de ley tiene, pues, a mi juicio, y sin duda también al de otros muchos, la actual ley va a propiciar la utilización sexual de la mujer, especialmente de la mujer culturalmente más débil, favoreciendo la actividad sexual del varón, que ante la posibilidad de que su pareja pueda acceder fácilmente al aborto, va a tener la seguridad que necesitaba para que su actividad sexual no se vea constreñida, al reducirse el temor de que ese acto sexual pudiera terminar en un embarazo.

Este grave desequilibrio, en cuanto al acto sexual se refiere, no será tan manifiesto cuando se trate de mujeres de cultura elevada, que indudablemente pueden hacer prevalecer su deseo de tener o no aquella relación sexual; pero cuando se trate de mujeres con un nivel cultural más bajo, ese control sobre el acto sexual vendrá prácticamente determinado por el varón. Es decir, será el hombre el agente activo de esa relación, participando la mujer en ella más pasivamente.
Justo Aznar, Las Provincias, 18/04/2009

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging