jueves, enero 24, 2008

LOS AGUJEROS DEL DINERO

Es francés, tiene 31 años, cara de niño malo y ha estafado al segundo banco de Francia, el Societé Generale, la bonita suma de 5.000 millones de euros. La primera reacción de la City Londinense ha sido de alivio. Gracias a Dios, pensaron, no era otro Nick Leeson, aquel broker inglés residente en Singapur, que causó unas pérdidas de 1000 millones de euros y la quiebra de uno de los bancos de inversiones más antiguos del mundo, el mítico Barings, donde tenía metidos los ahorros hasta la mismísima Reina de Inglaterra. Seguramente J. Kerviel no se hará tan popular como el inglés Leeson, que ahora tiene su propia página web , escribe libros, da conferencias, etc.

Pero, ¿como fue posible semejante estafa cuatro veces mayor?, ¿que tipo de controles existen en una entidad que permite que se esfume casi un billón de las antiguas pesetas?. La velocidad del dinero electrónico es cada vez mayor, y el dinero huye cada vez más rápido en cuanto teme algo. Y en medio están los brokers con la presión de los objetivos. Además, como dice el economista Frederic Mishkin , la mayor parte de los flujos financieros circulan entre países desarrollados, saliendo proporcionalmente muy poco de los países ricos a los pobres, donde hay, paradójicamente, muchas más posibilidades de negocio.

El no salir del circuito de los países desarrollados, provoca que el dinero circule cada vez más ansioso en los mismos circuitos de países desarrollados, hasta que se invierte mal, y el castillo de naipes se viene abajo. Eso es lo que ha pasado con la crisis de las hipotecas subprime, que es la que ha destapado el enorme agujero en el Societé Generale. Lo trágico de este problema estructural, es el círculo vicioso: no te presto porque eres pobre y me da miedo fiarte, y además, cuando te presto, no llega el dinero a los pequeños inversores, y se queda circulando entre las élites del país. Y el dinero no llega abajo, porque los derechos de propiedad son muy débiles, y así los bienes no circulan. Basten dos ejemplos que Mishkin trae a colación: en Filipinas hacen falta 168 pasos burocráticos en 53 instituciones privadas y públicas durante un período entre 13 y 25 años para obtener los títulos de propiedad de una casa o de un terreno urbano. En Perú, por ejemplo, se tardan 289 días, con una media de 6 meses al año, para abrir una pequeña tienda de ropa. Si no hay legalidad, no circulan los bienes, y si no circulan, no se crea riqueza: una terrible suma cero.

Etiquetas: ,

1 comentarios:

Blogger Morgenrot ha dicho...

El eterno problema Norte-Sur con la globalización de por medio.
Y las contradicciones del sistema occidental.

La pescadilla que se muerde la cola.

8:35 p. m., enero 31, 2008  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging