sábado, octubre 03, 2009

El TEST DE RORSCHACH Y LA FAMILIA DE ZP


Aparentar lo que no se es se paga caro. No vamos a entrar en el evidente pero fácil argumento según el cual la fotografía explica la política de Zapatero en EpC, la píldora, el aborto, la impostura de imponer el nombre de matrimonio a las convivencias homosexuales, la actitud despectiva hacia la familia fundada en el matrimonio, hacia los grupos que defienden la vida, hacia las víctimas del terrorismo, el gusto por capitanear al más trivial y frívolo progresismo… y el rosario de mentiras y vacuidades sobre la brutal crisis económica. Quien no es capaz de tener la autoridad, la previsión y clarividencia, la experiencia y el criterio para asegurarse de que sus hijas vayan vestidas de manera adecuada y no polémica a una cita con los Obama, ¿no será un vacuo cateto, consentidor de caprichos progres, incapaz de gobernar España y más en las circunstancias actuales?
La undécima e inesperada lámina de Rorschach provoca una sugerencia más inquietante. Cada uno es muy libre de vestirse y vivir como guste. Pero al hacerlo se define y tiene que apechugar con sus autorretratos. Sobre todo, cuando son tan provocadoramente intencionales. Y esa imagen de los Zapatero, no sólo de las menores, contiene una definición hacia el lado tenebroso, sepulcral, oscuro y tétrico, decepcionado, descreído, triste, decadente y agónico. Drácula no es un apóstol de la paz, sino un depredador sanguinario. Un muerto que sobrevive sangrando a los vivos. En la foto de marras, hay algo que destila cultura de la muerte.
[Vía Alba Digital]

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous rafa mtz ha dicho...

A ver, señor Claudio. Hay que trabajar un poco más, que nos tienes en ascuas esperando tu próxima entrada.
¡Venga, ánimo!

11:14 p. m., octubre 16, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging