jueves, mayo 28, 2009

SIN PADRES, NO HAY TETAS …

Nuestra inefable ministra de igualdad, ha declarado que si una adolescente puede ponerse tetas, sin permiso, ¡como no va a poder abortar sin que lo sepan sus padres! Ponerse tetas, es bastante caro: unos tres mil euros. El problema, es que se supone que en España, una adolescente de 16 años está todavía escolarizada por ley, ergo, sigue viviendo con sus padres y no tiene independencia económica. Osea que no hay tetas nuevas, si no hay padres amoquinando. Cuando eres adolescente, eres todavía dependiente de tus padres. Para eso no hay que estudiarse ninguna ley de dependencia. Si se es padre o madre, es lo que tiene: te lo comes todos los días tu solito, y aprendes, sin necesidad de ningún máster o ley, lo que es tener en casa a hijos adolescentes: personas, que como indica la palabra adolescente, todavía “adolecen” de personalidad, y de muchas otras cosas. Y además, la emoción es que se creen adultos, hay que tratarlos como tales, sin dejar de ejercer la autoridad de forma sutil. Siguen siendo dependientes de los padres, y no sólo económicamente: si hay que estar detrás de ellos para que recojan la ropa de su cuarto, para que se formen y estudien, etc, ¿cómo no van a depender de determinadas decisiones que pueden perjudicar gravemente su salud de la autoridad de los padres? Porque el problema fundamental, no es económico, y usted lo sabe: abortar cuesta la mitad que un implante mamario, o la tercera parte si es al principio del embarazo. El problema, es que ustedes saben más, ustedes intervienen y meten la mano a saco en nuestros hogares, porque para ustedes la Razón viene del Estado, y lo nuestro, la familia, es una forma de organización animal, acomplejada por ideales falsos. Y ustedes, el Gobierno, están ahí para que el animal se suelte, y no siga bajo la opresión hipócrita de los valores burgueses tradicionales. El problema, es que como usted no sabe, como es tan zafia, pues nos salen los titulares de chiste todos los días. Pero no se preocupe, tengo la solución para eso: vayase una temporada a Suiza. En Suiza, en el año 2010, entrará en vigor la nueva Ley Protectora de Animales que obliga[1], a quien quiera comprar un perro, a hacer un curso teórico. Si usted compra un conejillo de indias, deberá comprar una pareja, no uno sólo, porque los animalitos viven en la naturaleza en pareja, y usted tiene que intentar reproducir lo mejor posible su habitat natural. Se prohibirá además, encadenar a las ovejas y a los cerdos, que deberán de vivir en sitios a temperaturas adecuadas (calefacción y aire acondicionado, vamos). Y la ley misma prevé registros domiciliarios para ver si se cumple la ley en los hogares. Y vaya que si los van a hacer… ¡son Suizos! Sin embargo esa fina sensibilidad ética, no se aplica a las personas: Suiza se ha convertido en el paraíso del suicidio asistido. Es decir, si supuestamente maltratas a un ser vivo que no sea humano (sic), se te cae el pelo, porque un funcionario de los de verdad, un patanegra suizo, aparecerá en cualquier momento avisado por algún vecino, te denunciará e irás a la cárcel. Pero si te cargas a la abuelita para que te deje una herencia sustanciosa en vez de gastarse la pasta en cuidadoras y médicos, vas, falsificas una nota de suicidio, le chutas un poco de potasio en vena, y la mandas a ese sitio donde no hay libro de reclamaciones: al otro barrio. Después de eso, pones cara compungida, y eres bendecido por el reloj legislativo y administrativo suizo como si fueras un héroe posmoderno. Le recomiendo a la ministra Aído, que este verano se vaya para Suiza a aprender, por lo menos, a hablar de manera menos soez, a matar seres humanos con más arte y menos ruido, mientras se sublima la protección y la ética para el ganado bovino, los córvidos o las gramíneas (la ley también prevé la protección adecuada a las plantas). Allí en Suiza, si que saben distinguir entre seres vivos no humanos, y seres vivos humanos. A los no humanos los protegen, y a los humanos, si son debiles y dependientes, los matan. Allí no se habrían reído de usted, porque saben hacer las cosas bien, a conciencia. En dos tardes, ya verá, como con el poco inglés que maneja, se pone usted al día. Seguro que no se ríe de usted tanta gente, y encima, le da alguna idea al Gran Timonel mediocre que nos gobierna. Ánimo, ya queda menos para que le den el Nobel de la Paz. Claudio Martínez Möckel [1] http://www.vivatier.com/artikel/schweiz_verscha_rft_tierschutzgesetz_/441

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Marta Salazar ha dicho...

y mira lo que pasa ahora en Austria... en mi blog, saludos Claudio!

5:29 p. m., junio 02, 2009  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging