viernes, noviembre 23, 2007

TELEBASURA ASESINA

El formato del Diario de Patricia está clonado de programas similares que se originaron en Estados Unidos en la década de los 80. Uno de los accionistas de Antena 3, la cadena de televisión alemana RTL, que forma parte del Grupo Bertelsmann, la importó con mucho éxito a Alemania a principios de los 90. No es ninguna novedad en otros países, pero lo que sí es una novedad, es que este tipo de programas permitan a un maltratador con una orden de alejamiento ordenada por un juzgado, ir al plató en horarios de audiencia infantil, mientras que la víctima, una inmigrante de bajo nivel cultural llamada Svetlana, es engañada con el señuelo de que va ir a televisión porque le van a dar una sorpresa, sin saber que es su agresor.

¿No se podría haber informado al menos a Svetlana de antemano sobre quien iba a hablar con ella en el plató? También es penoso constatar lo lenta e inútil que es nuestra justicia. ¿Es que es tan difícil conseguir que quien tiene una orden de alejamiento, quien está condenado por violencia doméstica, quede registrado inmediatamente en una página web de acceso público? El jefe de la productora del programa, ha dicho que al agresor, le hicieron rellenar un cuestionario donde se le pregunta si tiene causas pendientes con la justicia, si está en tratamiento psiquiátrico, etc. Según la ley no pueden violar la intimidad de las personas accediendo a ficheros policiales o penales, pero está claro que muchos de los que van a este tipo de programas son gente que se mueve en los márgenes de la ley.

Los buenos modales, la cortesía, la no violencia, han triunfado en épocas históricas en las que lo femenino ha logrado la primacía, tal y como recordó Ortega y Gasset en el epílogo de su libro La Rebelión de las Masas. La televisión es un medio de comunicación que más que transmitir ideas transmite modos de comportamiento, y hace que las conductas televisivas se mimeticen rápidamente. La justicia debe ser más rápida, y estigmatizar con publicidad a los maltratadores, y la televisión debería limpiar más sus contenidos para evitar la generalización de la violencia y el maltrato.

Nota: me comenta gente que vive en el mismo barrio que el asesino, que era un cocainómano compulsivo, con rachas muy fuertes de agresividad cuando se metía rayas de coca, con peleas frecuentes y ataques paranoicos graves

Diario Informacion

Seguir leyendo

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging