jueves, febrero 15, 2007

Volver a la mujer

child
Para ti nunca fui más que un pedazo
de mármol. Esculpiste en él mi cuerpo,
un cuerpo de mujer blanco y hermoso,
en el que nunca viste más que piedra
y el orgullo, eso sí, de tu trabajo.
jamás imaginaste que te amaba
y que me estremecía cuando, dulce,
moldeabas mis senos y mis hombros,
o alisabas mis muslos y mi vientre.
Desnudo de Mujer, Amalia Bautista

Es muy cómodo para el hombre decirle a la mujer, no "funcionas bien", porque si tenemos relaciones cuando yo quiera, te puedes quedar embarazada. Tómate esto antes, o esto después, y si no funciona "te operas" (abortas).

Y así el hombre puede poseer a la mujer cuando quiera: barra libre. Con esos "arreglos técnicos" de pastillas, o lo que sea, se evita pagar el peaje de comprender la compleja biología femenina en su integridad, una biología distinta a la del hombre: no nos paremos en que tiene la regla, un ciclo mensual con subidas o bajadas muy fuertes de hormonas. Mírame a mí, dice el hombre, yo siempre estoy "con las pilas puestas" para acostarme contigo. Tu cuerpo "tiene que funcionar como el mío", y si me dices que no, es que me estás engañando, porque tú eres igual que yo.

Pero resulta que no.Los flujos de moco en el cérvix, los días fértiles, la subida y la bajada de la progesterona y otras hormonas: incide mucho en el estado de ánimo, la sensibilidad, y eso hace que los días sean muy variables. La mujer tiene días malos y buenos, pero varía mucho.

El cuerpo de la mujer no es igual al hombre. Es un espejo que le devuelve su propia virilidad, le devuelve su yo, esa parte de su yo que le falta, lo que añora y no sabe porqué hasta que tiene lo femenino concreto delante suya. El hombre feliz, es el que es fiel a una mujer, que conoce que nunca podrá conocer a la mujer del todo: siempre habrá misterio, porque ella es lo que a él le falta. Y al revés para ella. Por eso no la entiende ni la entenderá nunca del todo. Por eso mi mujer me sorprende todavía. Por eso conozco mejor a "la mujer" que tantos otros que van de piba en piba: porque intento comprender y abarcar su diferencia. Sus latidos se acompasan con los míos, porque son muy distintos. Y ese intentar comprender lo que yo no soy, ese salir de mi mismo sin llegar a poseer la verdad de ELLA nunca del todo, me hace mas hombre, mas humano.

La mujer es potencialmente madre, e interrumpe el discurso centrado en el YO, racional,abstracto del varón, que sale fuera de sí mediante su eros. El eros es una fuerza que nos saca de nosotros mismos. Cuando ese eros, que tiene como fin buscar al "yo que le falta" para ser plenamente él, utiliza al cuerpo de la mujer como terreno para imponer la voluntad unívoca de sus pasiones, la maternidad estorba, el niño estorba, el hijo estorba. Y llega Corporación _Dermoestética a arreglarle el culo a la parienta, pero, el corazón, nos lo dejan hecho unos zorros.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging