martes, noviembre 14, 2006

EEUU E ISRAEL: UN FUTURO INCIERTO

israelusa

Las dos comunidades de judíos más grandes del mundo se encuentran en Israel (4’8 millones de judíos) y los EEUU (5’8 millones de personas). Por lo tanto cuando se habla de Israel hay que tener en cuenta que es una única cultura con dos ejes: uno en EEUU y otro en Israel.

El origen de la gran comunidad judía americana se remonta a las emigraciones masivas que se produjeron sobre todo desde Polonia y la Europa Oriental hacia los EEUU, por las persecuciones y porque se les negaban los derechos cívicos elementales, sobre todo en los años 1885-1914. En 1894, el caso Dreyfus origina en Francia la creación del movimiento Sionista por un judío Vienés afincado en París llamado Theodore Herzl. Este movimiento tuvo su primera conferencia en Basilea en el año 1897, donde Herzl indicó que “algunos se reirán, pero acabamos de fundar el estado judío".

Para entender los problemas actuales de Oriente Medio es preciso comprender la evolución histórica del judaísmo, y no centrarnos exclusivamente en el Sionismo, que es un fenómeno bastante reciente. Históricamente las distintas culturas judías tenían en común que eran culturas de frontera entre dos civilizaciones diferentes. Así, el judaísmo de Babilonia se desarrolló en la frontera entre el imperio Persa y el Romano. El judaísmo sefardita en la frontera de los reinos cristianos y árabes. Y por último, el judaísmo de Europa del Este en las fronteras entre la cultura occidental y la eslavo-oriental. En todas ellas la lengua básica sigue siendo el Hebreo, pero, siempre son trilingües. En la cultura babilónica las dos lenguas adicionales de los judíos eran el Arameo y el Latín. En la cultura sefardita eran el Español (Sefardí) y el Árabe. En la de Europa Oriental eran el Yiddish (dialecto alemán) y el Polaco (eslavo).

Es decir, en estos 2000 años hasta el siglo XIX los judíos han sido siempre transmisores de culturas, instalados en la frontera de dos mundos. En el momento en que una de las culturas superaba a la otra, el judaísmo era expulsado, tal y como ocurrió en Babilonia, España y la Europa oriental del siglo XVIII. El judaísmo juega un rol fundamental en la transmisión de los escritos de Aristóteles, la filosofía, medicina y demás ciencias de los griegos al traducirlos del árabe al latín. Estos conocimientos conducen en última instancia la revolución científica europea posterior.La evolución del judaísmo contemporáneo depende de la evolución de las relaciones entre sus dos ejes, América e Israel. En la comunidad americana hay una división fuerte entre dos grupos, los conservadores (incluyendo aquí los ortodoxos) y los liberales que ven el judaísmo como “cultura” simplemente y se sienten unidos por la historia y por solidaridad a Israel. La mayoría de los judíos americanos son conservadores. En Israel, dos grupos de origen migratorio-étnico distinto, los ashkenazis provenientes de Europa central y oriental, y los mal llamados “sefarditas” provenientes del Magreb y Oriente Medio. Desde los años 90 ha habido además una fuerte emigración a Israel desde Rusia. El Likud tiene su base sociológica en los “sefarditas” y el Partido Laborista en los ashkenazis. Los sefarditas normalmente tienen mas apego a la tierra, hay mas porcentaje de granjeros, y son mas militaristas que los ashkenazis, además de tener un origen cultural “no europeo”.Lo que parece claro es que si el sionismo israelí radicaliza mas su nacionalismo, intentando así resolver sus problemas de identidad, antes o después la balanza del judaísmo americano empezará a escorar hacia el lado liberal y la identidad cultural de ambas comunidades se romperá. Por ejemplo, no hay emigración de EEUU a Israel, y eso significa que ambas comunidades tienen un pasado común, pero ya no comparten una Weltanschauung futura similar. A esto hay que añadir, que la Unión Europea ha amenazado varias veces con retirar el status de “socio preferente “ a Israel y ha amenazado con fuertes sanciones comerciales. En el contexto de alejamiento de intereses estratégicos entre la UE y Washington, mas le valdría a Israel cuidar sus relaciones con sus vecinos del norte (Europa) que son los que más influyen en su balanza de pagos.Israel corre el riesgo de dejarse cegar por la coyuntura del 11-S, y acabar mas aislada que nunca. No se puede ir contra el mundo. Los líderes políticos, y no sólo los políticos sino también los religiosos deben sentarse a hablar y buscar soluciones para que Palestina pueda albergar el Estado Palestino e Israelí. Publicada en junio 2004 en la desaparecida revista TELESKOP (podéis buscar numeros de la revista en www.archive.org

Para mas informacion ver Christopher Dawson's article

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Marta Salazar ha dicho...

Qué interesante tu análisis!

Lo de "cultura eslavo-oriental" me parece aún más interesante.

Me pregunto qué papel jugarán los judíos rusos en todo esto. Y Liebermann...

Lo que yo he escuchado de amigos judíos hispanoamericanos es que hay muchos problemas de criminalidad en las ciudades de Israel y generalmente se culpa a "los rusos" de ello.

Lo que yo veo en Alemania es que están llegando muchísimos "judíos" ucranianos, que no tienen idea de la cultura ni de la religión mosaica.

Algunos, entre los mismos judíos -aparte de las autoridades de inmigración- dudan que sean realmente judíos.

Tu blog es más interesante de lo que me imaginaba...

Un abrazo!

4:06 p. m., enero 15, 2007  

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging