viernes, febrero 18, 2011

Tener hijos es cosa de fachas

Al PSOE le molesta que la gente tenga hijos. La Xunta de Galicia, que por otra parte se dedica a financiar abortos con los impuestos de los gallegos, tiene la intención de lanzar un paquete de ayudas a la maternidad. No sabemos si el dinero dedicado a fomentar que aumente la natalidad será más o menos que el que se dedica a pagar los abortos de las gallegas, pero en todo caso los socialistas han puesto el grito en el cielo. Según Beatriz Sestayo, responsable del Area de Derechos Cívicos y Libertades del PSdeG-PSOE, el señor Feijóo y su gente quieren “exportar a Galicia el modelo familiar de la ultraderecha". Es decir, tener hijos es cosa de fachas. Lo progresista, lo moderno, lo socialista, lo fetén, es no tenerlos. Ya sea mediante el consumo masivo de anticonceptivos o mediante la aniquilación de los que osan vivir en el seno materno tras una relación sexual “desprotegida". Este odio del socialismo por la natalidad tiene un lado positivo. Es de suponer que quienes no desean que los demás tengan hijos, optarán por no tenerlos ellos mismos. Eso hará que la biología nos libre de que esos odiadores profesionales de la cultura de la vida nos dejen descendencia a la que hayan inoculado sus ideas. No sé si la señora o señorita Sestayo es madre, pero en caso de serlo, dudo mucho que llegue a tener más de uno o dos hijos. De lo contrario, habría que llamarla hipócrita y facha miserable. El problema es que el PSOE no se conforma con hacer todo lo que está en su mano para que las mujeres no alcancen la bendición de ser madres. También quieren educar a nuestros hijos en esa ideología incompatible con la supervivencia de la raza humana. Todavía no han llegado al extremo de sus colegas chinos, que por ley imponen a los matrimonios que tengan un solo hijo -lo cual, por cierto, provoca el aborto masivo de fetos de sexo femenino-, pero no será por falta de ganas. Y no cabe descartar la posibilidad de que algún día se le ocurra a un Peces Barba de turno la idea de que para acabar con las familias fachas, hay que decretar ilegal la existencia de familias numerosas. De todas formas, hemos de reconocerles a los socialistas la ausencia total de tibieza. Ellos no juegan a financiar el aborto y la maternidad. No sufren de trastorno bipolar político como el PP, que hoy pone una vela a Dios y mañana al diablo. Con esto no digo que esté en desacuerdo con la medida de la Xunta. Mejor es eso que nada. Sólo señalo que para que de verdad nos creamos que el PP está interesado en defender la familia y la vida, su oposición al aborto debe ser plena y sin fisuras. Pero, salvo milagro, eso no ocurrirá jamás en el partido de Aznar y Rajoy.

Luis Fernando Pérez Bustamante

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging