miércoles, agosto 13, 2008

Son cuarenta-y-dos


Mientras pasa el tiempo

Aburrido al ralentí

Pero nada se está quieto

Dentro de ti



Todo se mueve tan rápido

En el túnel de la rutina

Que pocas veces veo la luz

De tu alma escondida



Siempre, al cabo del rato

Me entra la sed

¿Tú que te crees?

No me basta la vida

Para estar vivo



La multitud sola

Que lejos queda

Llena de miedo



Que no es fácil

Son once años

Son cua-renta-y-dos

Muchos días

bastantes noches

Besos y adioses

Rompiendo holas

Abrevando en tu alma

Mi sed de paraíso



Son cuarenta-y-dos

Cuarenta-y-tantos

Siempre rodando

Por el ancho canto

De tu alma.


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging