viernes, marzo 30, 2007

Frágil

zerbrechlich

Mi amigo es médico.Comentamos algunos asuntos, y de manera frecuente me responde con la coletilla:

"El ser humano, y lo veo cada día en mi profesión, es muy frágil".

Estoy de acuerdo con él. Pero, lo que a mí me interesa, no es descubrir la fragilidad de los otros, cosa que es tan evidente, tantas veces

Lo que me interesa, es descubrir mi propia fragilidad, que es lo más difícil, porque los juicios que hago sobre mi mismo, son los más difíciles de hacer. Ver con realismo el propio yo frágil, que juzga con su lengua de hacha la debilidad ajena, mientras que es un cobarde que esconde la propia hasta límites insospechados...

La única solución es escuchar a los demás. No existe un Yo sano, sin un Tú, que nos devuelve nuestra imagen como un espejo, tantas veces

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger E. G-Máiquez ha dicho...

Hay un propósito de Kierkeegard que siempre me ha interesado: "ser subjetivo con los demás y objetivo con uno mismo".

5:43 p. m., marzo 30, 2007  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging