martes, febrero 27, 2007

Vivir deprisa no es vivir

En «El esnobismo de las golondrinas», plantea un viaje por hoteles añejos, librerías de viejo, paquebotes, trenes? Hay una reivindicación de la Europa decimonónica, de un mundo extinguido.

Es cierto que reivindico un viejo mundo que está siendo suplantado por otro mundo que, sobre todo, no es mejor. Un mundo que sustituye comer sentado por comer de pie, la tertulia por hablar deprisa, la taza de porcelana por el vaso de plástico. En el libro hablo de la vieja Europa, los viejos cafés, los viejos trenes o barcos. Creo que hay que recuperar la liturgia del tiempo y adaptarla a un continente, como es el nuestro, que se podría recorrer a pie, mientras que lo que impera es un concepto supersónico del tiempo, propio de continentes más extensos.

Entrevista en ABCD a Mauricio Wiesenthal

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging