lunes, febrero 26, 2007

La Odisea y la Hospitalidad

Le pregunté hace unos días a mi amigo Higinio, sobre una duda que me corroía sobre La Odisea de Homero. Penélope, que espera años y años a Ulises, y aguanta estoicamente a los numerosos pretendientes que pretenden casarse con ella.

Hasta ahi todo bien. Pero no comprendía porqué no los manda a paseo, y se ve obligada a atenderlos una y otra vez, mientras observa como se comen la hacienda día tras día. Penélope se desespera, pero sigue atendiéndolos. Incluso, utilizan ese deber sagrado de Penélope como medida de presión.

La respuesta me la da, como no, Higinio: Para los Griegos, me dice, el cuidar a los hijos era una cosa normal. Las bestias, también cuidan a sus crías, pero lo que distingue a los hombres de las bestias, es cuidar a los extraños.

La hospitalidad, concluyó, es sagrada para los Griegos. Hay un miedo a los Dioses, un temor a no cumplir esa ley. El temor a los dioses, es una demostración de que los Griegos creían en la libertad: se puede incumplir el designio de los dioses, porque hay libertad.

La casa, es el lugar al que se vuelve. La casa como hospital, donde se cuida incluso al extraño. La casa el origen y el destino de nuestras fuerzas. Que sabios eran los griegos

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Ana ha dicho...

Hola!!
Interesante!!
has ayudado ha resolver mis dudas y a hacermi ensayo sobre cultura turistica :).
Gracias!!!!
uy inteeresante
saludos!
Ana.

7:42 a. m., noviembre 26, 2007  

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging