jueves, febrero 02, 2006

CATALUÑA NACIÓN

¿Es Cataluña una nación? Supongamos que Cataluña sea una nación distinta a la española. Para que eso ocurriese, los catalanes deberían tener una concepción del mundo distinta de la española. Una concepción del mundo consiste en la asignación de categorías supremas de valoración. La “concepción del mundo” es aquello que asigna los valores fundamentales, es decir, la que dice lo que es real, bello, bueno, verdadero, y clasifica personas e instituciones según esas categorías. Cada cultura y sociedad asigna sus propios valores, que varían en función del etnos social y del momento histórico. Cuando esos valores se establecen como norma en una sociedad, forman lo que se llama “el sentido común”, tal y como lo ha definido Clifford Geertz. En Cataluña ese “sentido común” se llama “seny”. ¿Es el seny catalán distinto al “sentido común” del resto de España?Hay otra pregunta que hay que hacerse. ¿Cómo se producen los cambios en esos valores que forman el sentido común? ¿Qué factores lo inducen y porqué? El cambio en el sistema de valoración de lo real e irreal (ontología), de lo bueno y lo malo (moral), puede cambiar y de hecho cambia, aunque muchos no se den por enterados. Lo que a la gente normal le gusta, percibe como verdadero o falso, lo que la gente piensa o quiere, es lo que forma el “sentido común” práctico y accesible para cualquiera de una comunidad, y ese sentido común está evolucionando constantemente. Un cambio de valores se transmite por unas vías, unos escenarios. La representación de “lo ideal”, como salida a los problemas del momento, se representa en unos escenarios, que son los filtros a través de los cuales llegan las nuevas representaciones, que impactan en el cuerpo social de forma más o menos rápida dependiendo de la conexión que tengan con la psique colectiva. Una vez que esa idealidad comienza a generalizarse, se va haciendo cada vez más familiar cuando entra en las estructuras civiles y religiosas, y entra en esas estructuras a través de las leyes. El código civil dice lo que es socialmente aceptado y común, dibuja la estructura social y contractual, el código penal, es el código de los pecados y la moral. Una vez que el nuevo Cosmos ha sido construido, queda asimismo construido el sistema de custodia y protección, y se llega a lo que se llama el monopolio de los escenarios. Y ahora vienen las preguntas finales: - ¿Existe en Cataluña un monopolio de escenarios? Sí. Total y absoluto (ver CAC ) - La representación de “lo ideal” para salir de los problemas actuales en Cataluña ¿Cuál es? Respuesta: El nacionalismo es una solución a la crisis de una economía y sociedad burguesas, que está en crisis y en riesgo de desaparecer, debido a la globalización. La solución es blindar el escenario cultural y político (por eso el nuevo estatuto es tan intervencionista y planificador ), crear fronteras para evitar la inmigración (J. Pujol dixit) y aumentar las subvenciones a lo propio, así como una fuerte presencia del estado a nivel social para proteger su identidad propia. -¿Las soluciones propuestas en el estatuto o las propuestas por el PP son las correctas? En mi opinión, ninguna de las dos vale. La globalización no se soluciona a base de nacionalismos, de choques de trenes entre identidad culturales (la española versus la catalana). La única solución, a mi entender es rebajar las estructuras del Estado (que tiene un peso excesivo) a nivel nacional, y ceder más competencias por parte de todos los estados (incluidas las autonomías, en lo que a ellas respecta) a nivel comunitario. -La bomba demográfica, es decir, la combinación de bajos nacimientos en toda Europa que hacen que el Estado del Bienestar quiebre en un par de décadas, junto con una inmigración exponencial de África, del Magreb e incluso de otros continentes, hará que las identidades nacionales tal y como las conocemos tengan los días contados. -Por último, la situación de choque de identidades en la que nos encontramos es fruto de la Transición. Se hizo una Constitución donde no se especificaron las competencias del Estado Central / Autonomías en una lista exhaustiva (modelo alemán). Una competencia fundamental, que tenía que haber quedado claramente definida en la Constitución, era la de la educación, que garantizara el bilingüismo, y que dejara en manos del Estado Central la educación. Perdida la educación, sólo era cuestión de que pasaran un par de generaciones para que la actual situación cristalizara, tal y como advierte en un excelente artículo el profesor Marcelo L. Cambronero Todos estos nacionalismos (nacional y periféricos) son respuestas a una incertidumbre y un miedo a la globalización, pero son respuestas a mi entender equivocadas. No van a solucionar nada, y van a empeorar mucho la situación para enfrentarnos a los retos que el futuro nos plantea

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

Make Money Blogging